🥇Los 10 mejores hornos empotrados -【Guía de Compra 2020】

Los 10 mejores hornos empotrados

El horno empotrado es uno de esos grandes aparatos que son realmente indispensables. Presente en casi todas las cocinas, este aparato permite crear un sinfín de recetas de forma sencilla y automática. Al tratarse de un aparato de coste medio , antes de realizar la compra es necesario evaluar muy detenidamente las características de los distintos modelos, para encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades.

RebajasNuestro favorito número 1
Candy - FCS100X - Horno eléctrico de convección - 2300W - Capacidad 71L - Acero inoxidable - Color Inox + Puerta efecto espejo
  • Capacidad: 71L
  • 4 funciones: luz, luz superior e inferior, inferior y grill
  • Incluye: 1 rejilla, 1 bandeja y; cuba preparada para limpieza por agua
Nuestro favorito número 2
Electrolux EOB2430BOX Horno Multifunción, 2780 W, 74 litros, Acero Inoxidable
  • Horno multifunción, que distribuye con su ventilador integrado el color rapidamente y de forma uniforme por todo el espacio
  • Función de limpieza AquaClean: la suciedad, la grasa y los restos de alimentos del horno quedarán reducidos a cenizas
  • Temporizador LED: configura fácilmente los tiempos de cocción y controla los platos mientras se cocinan
Nuestro favorito número 3
Zanussi ZOB20311XU Horno Multifunción, 4 funciones, Mandos Fijos, Antihuellas, Bandeja de Esmalte Gris, Parrilla Cromada, Clase A, 53 Litros, Negro, Acero inoxidable
  • Horno Multifunción: Con su amplia gama de funciones de cocción: calor superior e inferior, grill y cocción ventilada
  • Fácil limpieza: El interior de la puerta de este horno lleva paneles acristalados extraíbles para facilitar su limpieza
  • Grill Dual: Consigue unos resultados tradicionales de tostado y dorado en menos tiempo
Nuestro favorito número 4
Candy FCS 100 W - Horno eléctrico estático, 71 L, Blanco, Clase de eficiencia energética A
  • Estética inteligente.
  • Contra puerta completa de cristal.
  • Horno de convección natural esmaltado liso.
Nuestro favorito número 5
Cecotec Bake&Toast 550 Horno Sobremesa, Capacidad de 23 litros, 1500 W, 3 Modos, Temperatura hasta 230ºC
  • Horno de sobremesa de acero lacado; equipado con luz interior que te ayuda a controlar el estado de la cocción, con 23 litros de capacidad
  • 3 maneras de cocinar gracias a los 3 modos de calor: grill, calor base y función combinada; no convección
  • Alto rendimiento gracias a sus 1500w de potencia; puerta de doble cristal de alta resistencia que ayuda al mantenimiento de la temperatura
Nuestro favorito número 6
Cecotec Bake&Toast 750 Gyro - Horno Conveccion Sobremesa, 2000 W, 12 Modos, Temperatura hasta 230ºC y Tiempo hasta 60 Minutos, Incluye Accesorio Rustidor con pinzas, Capacidad 46L 37x57x39cm
  • Horno de sobremesa con convección fabricado en acero lacado. Equipado con luz interior que ayuda a controlar el estado de la cocción. 46 litros de capacidad.
  • Incluye rustidor giratorio para asar pollos con calor repartido en 360º. Tiene bandeja para hornear, parrilla y mango con pinza para extraer los accesorios y un asa para el rustidor. Equipado con una bandeja recogemigas para facilitar la limpieza.
  • 2000 W de potencia para un alto rendimiento. 12 maneras de cocinar gracias a las 12 funciones combinables de calor, rustidor y convección.
Nuestro favorito número 7
Beko BIE22301X - Horno (Medio, 65L, Eléctrico, Integrado, Acero inoxidable, Giratorio, Tocar)
  • Total capacidad interior horno (s): 65L.
  • Tipo de horno: Eléctrico.
  • Capacidad interior 1er horno: 65L.
RebajasNuestro favorito número 8
Nuestro favorito número 10
Cecotec Bake&Toast 650 Gyro - Horno Conveccion Sobremesa, capacidad de 30 litros, 1500 W, 5 Modos, Temperatura hasta 230ºC y Tiempo hasta 60 Minutos
  • Horno de sobremesa con convección. Equipado con luz interior que ayuda a controlar el estado de la cocción. 30 litros de capacidad
  • Puerta de doble cristal de alta resistencia que ayuda al mantenimiento de la temperatura. Indicador luminoso de funcionamiento y base antideslizante. Temporizador hasta 60 minutos. Temperatura regulable hasta 230 ºC
  • Cocina por convección de forma homogénea con el aire que envuelve los alimentos y consigue unos resultados tiernos y sabrosos. Permite cocinar sin aceite, con menos grasas saturadas. Obtiene comidas más saludables que al freír o saltear

Tecnología operativa

El primer elemento que debe estudiarse en profundidad se refiere a la tecnología que alimenta el funcionamiento del horno, ya que en el mercado se pueden encontrar productos de características muy diferentes.
Antes de entrar en el análisis de este factor es necesario precisar que en esta guía de compra nos ocuparemos únicamente de los hornos empotrados aptos para el uso doméstico ; los modelos profesionales, de hecho, son muy diferentes tanto por sus características técnicas como estructurales.

Veamos ahora un breve resumen de los elementos comunes a los dos grandes grupos de hornos empotrados para uso doméstico: los hornos eléctricos y los hornos de gas .

Hornos eléctricos empotrados

Los hornos eléctricos empotrados son sin duda el tipo más extendido actualmente en el mercado . Como su nombre lo indica, el mecanismo de funcionamiento de estos productos se alimenta de electricidad, por lo que será necesario colocar el horno cerca de una toma de corriente.

Este tipo de productos puede dividirse a su vez en tres subcategorías de hornos eléctricos empotrados: modelos de convección , de ventilación forzada y modelos combinados . Horno de convección incorporado

En el primer grupo de productos encontramos los hornos en los que el calor es emitido por dos calentadores eléctricos , colocados tanto en la parte superior como en la inferior. Estos son calor estático y la acción combinada de los elementos calefactores causará la cocción de los platos. En estos hornos será posible establecer diferentes modos de cocción, utilizando los dos elementos de calefacción alternativamente o de forma combinada.

Horno incorporado ventilado

El segundo grupo de hornos empotrados, en cambio, incluye los hornos que funcionan con ventilación forzada: en este caso el calor se emite por una o más turbinas, normalmente situadas en los laterales del horno o en la parte posterior. El calor del aire emitido por las turbinas será más o menos alto dependiendo de la temperatura fijada por el termostato. En estos hornos no será posible dirigir el chorro de aire y el interior del horno estará siempre uniformemente ventilado.

Horno combinado incorporado

El tercer grupo de productos se refiere finalmente a los hornos empotrados equipados con ambas tecnologías de funcionamiento, por lo que en estos modelos será posible elegir qué tecnología de calefacción utilizar. A menudo la emisión de aire y el calor de convección pueden combinarse en una sola función de cocción, por lo que se puede elegir si se utilizan alternativamente o simultáneamente los elementos de calefacción eléctrica y cuál de los dos se combina con la acción del ventilador.

Actualmente en el mercado también podemos encontrar hornos eléctricos incorporados que, además de estar equipados con ventiladores y elementos calefactores, también pueden funcionar con vapor o microondas . Estos modelos son increíblemente versátiles y multifuncionales, y por esta razón su costo será mucho más alto que los hornos eléctricos más clásicos.
Trataremos estos productos con más detalle más adelante en la sección dedicada a las funciones de cocción que se pueden encontrar en un horno incorporado.

Hornos empotrados a gas

Los hornos de gas estaban muy extendidos hasta hace unas décadas, pero con el tiempo este tipo de producto se ha convertido en algo más marginal que la totalidad de los modelos producidos por las distintas marcas líderes del sector.
La principal razón por la que estos productos no son muy populares en la actualidad es su falta de versatilidad ; con este tipo de horno incorporado, de hecho, sólo será posible un tipo de cocción, con la única posibilidad de ajustar el termostato.

Es fácil de entender que para funcionar, estos hornos deben estar necesariamente conectados a la red de gas doméstica. En la base del horno hay una cámara de combustión que contiene un quemador : al encenderlo, el calor producido por el gas comenzará a propagarse dentro del horno primero por radiación, luego por convección (el aire caliente contenido en la cámara de cocción se propagará y cocinará los alimentos).
Por lo tanto, con este tipo de productos será difícil mantener la temperatura interna uniforme y constante. Se trata de un defecto bastante importante, que podría afectar al resultado de algunos preparados como pasteles, dulces o productos con levadura.

¿Horno eléctrico o de gas incorporado?

Cuando se elige entre horno eléctrico o de gas incorporado debe obviamente sopesar la razón por la que queremos equiparnos con un horno en primer lugar. Si no hacemos un gran uso de él, y sobre todo no necesitamos ninguna cocina especial (con ventilación, por ejemplo), un horno de gas podría ser suficiente. Sin embargo, cualquier uso un poco más frecuente y complejo requerirá sin duda la compra de un horno eléctrico, que es significativamente más versátil incluso en sus expresiones más simples.

Tecnología operativa y consumo

El consumo de los hornos es ciertamente un elemento que debe ser evaluado cuidadosamente, y hemos elegido incluirlo dentro del factor dedicado al mecanismo de funcionamiento porque es precisamente este aspecto el que afecta a un costo de mantenimiento más o menos alto.

Los hornos empotrables que consumen menos son los modelos de gas , ya que por un lado no tienen funciones especiales, por otro lado tienden a mantener una temperatura mínima durante la cocción (después de alcanzar inicialmente la temperatura fijada con el termostato).
El consumo de los hornos eléctricos puede ser más caro que el de los hornos de gas, aunque estos modelos son mucho más versátiles , rápidos y adecuados para diferentes tipos de preparaciones.
Para cuantificar el consumo medio de energía de un horno eléctrico es importante leer atentamente la etiqueta energética , en la que se informa tanto la información relativa a la clase de eficiencia energética como los valores medios por ciclo. Nuestro consejo es evaluar bien la relación entre el coste del producto y el coste del consumo de energía , teniendo en cuenta el tipo de uso del horno que se va a hacer. Si se busca un modelo para ser utilizado de vez en cuando se puede optar por un modelo de gas o un modelo de mayor consumo pero de precio inicial reducido, mientras que si se desea que un horno sea sometido a un uso intensivo es aconsejable gastar más inicialmente pero asegurar una buena clase de eficiencia energética, optando por ejemplo por un horno incorporado A+++ .

Funciones

El segundo factor a considerar cuando se elige el horno incorporado más adecuado a sus necesidades se refiere a las funciones integradas en el producto. Este elemento es muy importante porque está estrechamente relacionado con sus necesidades, aunque un nivel más o menos alto de funciones también está vinculado al precio de venta del producto.

También en este caso es necesario dividir el párrafo en dos partes: la primera parte estará dedicada a las funciones de cocción y la segunda a las funciones de personalización de los ajustes.

Funciones de cocción

Las funciones de cocción disponibles en los hornos incorporados son muchas, pero antes de ver la lista en detalle es necesario hacer una pequeña aclaración.

Sólo los hornos eléctricos están equipados con múltiples funciones de cocción; la mayoría de los modelos de gas, en cambio, no permiten seleccionar diferentes modos. En el mercado se pueden encontrar algunos hornos híbridos a gas que también tienen calentadores eléctricos y turbinas, que casi siempre tienen funciones de cocción estándar. Por esta misma razón, en este párrafo nos ocuparemos específicamente de este macrogrupo de productos, al que pertenecen los hornos de convección, los hornos de ventilación forzada y los hornos mixtos. Ya hemos visto los modos básicos de cocción de estos hornos, así que veamos las funciones de cocción más particulares.

Parrilla

Este es el programa de cocina más común disponible en la mayoría de los hornos eléctricos, incluyendo los de gama baja. Esta función permite que la resistencia superior alcance temperaturas muy altas de unos 300-350 °C. De esta manera, la parte superior de los platos estará dorada y crujiente en unos pocos minutos.
Vapor

La función de vapor permite transformar el horno eléctrico en un horno de vapor. Este programa suele estar presente en los modelos más recientes, que pertenecen a un rango de precios alto. El agua necesaria para producir vapor puede tomarse de una caldera externa (bandeja externa), de una caldera interna (bandeja interna) o de una conexión directa a la red de agua. El modo de cocción al vapor permite realzar los sabores y mantener la humedad dentro de los alimentos.
Microondas

En un horno de microondas incorporado, el modo de cocción en microondas permite transformar el horno eléctrico en un horno de microondas. Desde un punto de vista técnico, el funcionamiento de este modo de cocción es bastante intuitivo. En lugar de activar la ventilación o el calentamiento de los elementos calefactores, se activan las microondas.

Descongelación

El modo de descongelación permite descongelar la carne, el pescado o las verduras de forma segura sin alterar el sabor y la textura de los ingredientes. Funciona a bajas temperaturas, si el modo de microondas está presente durante la descongelación el horno podría aprovechar esta tecnología, alternativamente aprovechará el calor combinado de los ventiladores y los elementos de calefacción.

Lievitación

Algunos hornos tienen este particular modo de calentamiento, que permite que la cámara de cocción del horno se transforme en una cámara de levadura. A través de la acción combinada del ventilador y las resistencias, la temperatura interna se mantendrá a una temperatura constante de unos 25-30 °C durante todo el tiempo que dure el proceso de fermentación.

Yogur

A menudo entre las funciones de cocción también se incluye la función de yogur, que permite hacer esta preparación utilizando la acción combinada del ventilador y los elementos calefactores y manteniendo una temperatura interna baja y constante durante todo el proceso.

Algunos de los modelos más modernos permiten transformar la cámara de cocción del horno en una doble cámara de cocción. Por lo tanto, con estos productos será posible establecer dos temperaturas de cocción diferentes y dos funciones de cocción diferentes y luego cocinar dos platos simultáneamente. Sin embargo, esta función en particular sólo es posible en hornos eléctricos termoventilados con un doble ventilador trasero.

Funciones de personalización de los ajustes

Más allá de la selección del modo de cocción, cada horno eléctrico (los hornos de gas son un asunto aparte, como hemos visto) presentará algunas funciones para afinar el resultado final de la cocción.

Termostato

El control de la temperatura es esencial en los hornos. Según el modelo, será posible encontrar un solo termostato con niveles de temperatura preestablecidos o dos termostatos para la temperatura de los dos elementos calefactores, también con niveles de temperatura fijos. Los productos más modernos, en lugar de los niveles de temperatura preestablecidos, permitirán la regulación de la temperatura con la selección manual de grados centígrados.

Temporizador

Esta es otra función fundamental. También en este caso será posible encontrar modelos con arcos de tiempo preestablecidos (a partir de 5 minutos) y modelos que permiten la selección manual con intervalos mucho más cortos (alrededor de 1 minuto).

Inicio retrasado

Una función estrechamente ligada al temporizador, que permite ajustar el tiempo de activación del horno, normalmente programable hasta con 24 horas de antelación.

Apagado automático

Es la clásica función de apagar cuando no se usa, también presente en otros aparatos de cocina.

Precalentamiento rápido

Una función muy útil que permite calentar el horno rápidamente. En unos 5 minutos el calor interno debería alcanzar los 180 °C.

Limpieza automática

Puedes encontrar dos tipos de funciones de autolimpieza: catalítica o pirolítica. El primer tipo está vinculado a un material de revestimiento de paredes particular, en el que no se depositan las grasas producidas por la cocción. Este material se limpia por sí solo cuando el horno está en funcionamiento. Los hornos pirolíticos, por otro lado, tienen un programa especial que aumenta la temperatura del horno (hasta 500 °C), para que los depósitos de grasa y suciedad se disuelvan.

Estructura

Después de haber observado las características técnicas, revisamos las características estructurales de los hornos empotrados. Como su nombre indica, estos productos son aptos para ser insertados en cocinas modulares, por lo que sus dimensiones , internas y externas, seguirán criterios estandarizados. Por lo tanto, la anchura de los hornos empotrados será de entre 55 y 60 cm para los modelos clásicos, entre 40 y 45 cm para los modelos compactos y unos 90 cm para los modelos «grandes».

Estas medidas corresponderán a los valores de capacidad : los hornos estándar modernos tendrán una capacidad de unos 80 litros, los modelos grandes de más de 65 litros y los modelos compactos de unos 35 litros.
Los datos relativos al tamaño del producto se evaluarán en relación con sus necesidades de espacio y funcionales.

Dependiendo del tamaño y la capacidad habrá un número más o menos grande de ranuras internas , para ser transformadas en posibles estantes.

Consideremos ahora los otros elementos estructurales más importantes, es decir, el tipo de puerta, el tipo de hueco y el tipo de paneles de control.

Tipo de puerta

Los tipos de puertas se pueden dividir según el modo de apertura . La mayoría de los modelos tienen una abertura basculante que, mediante una manilla colocada en la parte superior, hará que la puerta gire 90°.

Otros tipos de puertas tienen una abertura lateral , que puede ser de derecha a izquierda o viceversa, generalmente se encuentran en pequeños hornos empotrados.

Muy popular en los últimos años también se ha convertido en el horno incorporado sin asa , es decir, un horno en el que el asa está completamente ausente, sustituida por una ranura, o escondida a través de una pequeña solapa.
Además de la forma en que se abre la puerta, recomendamos evaluar el aislamiento térmico de la puerta: esto es muy importante si tiene niños en la casa que, al tocar la puerta del horno, podrían causar sin querer quemaduras más o menos graves.

Tipo de colección

También en este caso podemos distinguir dos macrogrupos de productos: los hornos empotrados que se colocan bajo la placa de cocción y los hornos que se pueden colocar en otras zonas de la cocina.
La principal diferencia entre los dos tipos se refiere al panel de control : en el primer caso regulará tanto el horno como los distintos fuegos, mientras que en el segundo caso será independiente y estará relacionado únicamente con el funcionamiento del horno.

Tipo de panel de control

El último elemento estructural a evaluar es el tipo de panel de control. Los hornos más modernos estarán equipados con un panel de control digital , en el que habrá una pantalla equipada con botones o pomos dedicados a las diversas funciones. Estos modelos, además de ser estéticamente más atractivos, a menudo implican la posibilidad de ajustar de manera más detallada las diversas funciones de personalización de los programas de cocción. Los hornos clásicos están equipados, en cambio, con un panel de control que podríamos definir analógico , en el que las funciones de cocción y las diversas funciones de personalización serán reguladas mediante mandos específicos . También en estos casos puede haber una pantalla que indique datos diferentes.

Accesorios

El último factor a evaluar se refiere a los accesorios suministrados. Veamos una breve lista que incluye los componentes extra más comunes.

  • Parrillas: siempre se suministran una o más parrillas que sirven esencialmente para dividir el espacio dentro del horno, pero también pueden utilizarse para preparaciones específicas (por ejemplo, asados, colocando la bandeja de goteo en la base para recoger los jugos de la cocción);
  • Asador: En un horno empotrado con asador, hay un asador que se puede insertar en las dos paredes laterales del horno. Este accesorio siempre se suministra si la función de cocción del asador está presente. El asador puede contener uno o dos pájaros, dependiendo del modelo de horno;
  • Termómetro de sonda: es un termómetro de asado, integrado en el horno, que devuelve la temperatura interna de este tipo de alimentos. Es un accesorio opcional muy especial que suele encontrarse en los modelos de gama alta, que permite ver los valores de temperatura en la pantalla externa.

Precio

El precio de los hornos empotrados es ciertamente el elemento que más varía según el modelo. Actualmente en el mercado se pueden encontrar productos de muy diferentes rangos de precios: los hornos más baratos tendrán un precio que oscilará entre 200 y 300 euros , los hornos de gama media estarán entre 300 y 600 euros , mientras que los hornos de gama alta también pueden superar 1000 euros . Esta importante diferencia se debe principalmente al mecanismo de funcionamiento y a las funciones integradas; los modelos de gama alta, de hecho, aunque diseñados para uso doméstico, permiten personalizar la cocina como en una cocina profesional.

Los modelos económicos, por otra parte, suelen ser bastante simples: a menudo son hornos de convección, que ni siquiera tienen un modo de cocción ventilado.

En lugar de considerar el precio, le recomendamos que tenga en cuenta todos los demás factores ilustrados en los párrafos anteriores, evaluándolos según sus necesidades específicas.

Por último, les recordamos que presten especial atención a la clase de eficiencia energética ; de hecho, los modelos más innovadores, aunque más caros, les permitirán ahorrar mucho en su factura de electricidad.

FAQ

¿Mejor un horno incorporado o un horno pequeño?

Para cocinar, calentar, descongelar alimentos hay también una solución más pequeña y autónoma: el horno eléctrico . Quienes no hacen un gran uso del horno en general pueden preguntarse legítimamente si no vale la pena optar por uno de estos hornos en lugar de un horno incorporado: ciertamente son más baratos y realizan las mismas funciones básicas .
Sin embargo, hay que tener en cuenta que los hornos eléctricos ocupan espacio en las estanterías de la cocina y no son particularmente espaciosos: por lo tanto, pueden ocupar demasiado espacio e impedir que se cocinen o calienten grandes cantidades de alimentos. Por lo tanto, sólo son aptos para solteros o parejas, y sólo para uso no intensivo.

¿Cómo se mide el horno incorporado?

Dado que las medidas de los hornos empotrados son normalizadas (también han aparecido hornos de 60, 90 y últimamente 45 cm) no habrá necesidad real de tomar medidas para crear un compartimento de tamaño adecuado en los armarios de la cocina. Estos son los tamaños de los compartimentos requeridos para cada «tamaño» de horno:

  • 45 cm: A=41,3 cm; A=57 cm; D=55 cm
  • 60 cm: A=56 cm; A=58 cm; D=55 cm
  • 90 cm: A=86 cm; A=58 cm; D=55 cm

¿Cómo se reemplaza el horno incorporado?

La sustitución del horno incorporado es una operación que podemos delegar en un técnico instalador, especialmente si hemos comprado el horno en una tienda de electrodomésticos, tiendas que normalmente también ofrecen un servicio de entrega e instalación a domicilio. La instalación del horno en la cocina, siempre que hayamos respetado las medidas anteriores, no es especialmente compleja: si optamos por el bricolaje, tenemos que seguir algunos pasos elementales.

 

¿Qué horno empotrado elegir para una cocina de mampostería?

Si se diseñan con cuidado, las cocinas de mampostería no plantean ningún problema particular para los electrodomésticos empotrados: por lo tanto, podemos elegir el horno empotrado que preferimos, en todo caso, planteando una cuestión de estilo. De hecho, las cocinas de mampostería suelen tener un aspecto «rústico», por lo que van bastante bien con los aparatos con líneas retro.

¿Qué horno incorporado elegir para hacer la pizza?

La fabricación de pizza doméstica se está haciendo cada vez más popular, y los hornos empotrados disponibles hoy en día, especialmente los de alta gama, ofrecen cada vez más funciones y accesorios dedicados a la pizza. Sin embargo, incluso sin comprar un horno muy caro, podemos preparar nuestras pizzas «hágalo usted mismo» eligiendo un modelo que tenga al menos las siguientes características:

    • Cocción estática: la pizza no debe cocinarse con ventilación, de lo contrario se seca demasiado. Necesitas un horno que también permita la cocción estática
    • Alta temperatura: La cocción de la pizza requiere temperaturas muy altas, idealmente por encima de 350 °C (mejor si llega a 400)
    • Doble resistencia: es mejor elegir un horno que tenga una bobina en el fondo y otra en el techo, para poder colocar la pizzería directamente en el suelo, lo más cerca posible de la fuente de calor
    • Piedra refractaria: rara vez se suministra, pero el uso de una losa de piedra refractaria (a precalentar junto con el horno) ayuda a obtener una pizza de buena calidad

Sin embargo, les recordamos que para la preparación de pizzas redondas pequeñas y medianas también pueden optar por un horno eléctrico especial para pizzas .

¿Qué horno incorporado elegir para hornear?

Básicamente cualquier horno incorporado es adecuado para la preparación de postres, con o sin levadura. De hecho, las temperaturas requeridas para las preparaciones de confitería no son particularmente altas, normalmente oscilan entre 180 y 200 °C, temperaturas alcanzadas por cualquier modelo en el mercado hoy en día.

El tipo de cocción que requieren las recetas suele ser de tipo estático, por lo que el único aspecto al que realmente hay que prestar atención es que el horno elegido por nosotros proporciona al menos este modo de funcionamiento (la mayoría proporciona la elección entre la cocción ventilada y la estática).

¿Qué horno incorporado elegir para hacer el pan?

Al igual que en el caso de la pizza, la producción doméstica de pan también se ha vuelto muy popular en los últimos años: es testigo del hecho de que un electrodoméstico como la máquina de hacer pan ha experimentado un verdadero auge de ventas en la última década.
Sin embargo, quienes tienen el tiempo y el placer de hornear el pan en persona, en lugar de confiar todas las fases a una máquina, pueden simplemente utilizar un horno casero y posiblemente un planetario , si hacer la masa resulta demasiado agotador. Para una buena cocción del pan se necesita un horno que:

    • Permite tanto la cocción ventilada como la estática: dependiendo del tamaño del horno, una puede ofrecer mejores resultados que la otra, pero hay que experimentar un poco
    • Alcanzar los 280-300 °C: aunque el pan se suele hornear a 220 °C, debe ser precalentado a la temperatura máxima

Es interesante observar que el horno también puede ser utilizado durante la levadura de la masa , para acortar considerablemente su duración: algunos hornos, como hemos visto, tienen una función especial dedicada a la levadura, pero en general es suficiente con calentar el horno a una temperatura no superior a 50 °C y hornear la masa. Cuando se alcanza el volumen deseado, se puede apagar el horno y sacar la masa.

¿Qué horno empotrado exterior?

Para la instalación al aire libre, los hornos empotrados en el hogar no son adecuados , obviamente debido a una cuestión de aislamiento climático. Los hornos empotrados específicos para exteriores son casi exclusivamente hornos de leña , que pueden empotrarse en una estructura de mampostería hecha a medida. La elección suele ser entre un horno «clásico», con una cámara paralelepípeda adecuada para cocer una variedad de platos, y un horno para pizzas, con una cúpula adecuada para cocer pizzas y otros productos de panadería.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *