Los 10 mejores zapatos de bebé - ✔️【Guía de Compra 2021】

Los 10 mejores zapatos de bebé

Artículo indispensable en la vida cotidiana de los niños, los zapatos de bebé ayudan a proteger los pies de los impactos, el frío y otras agresiones externas. Además, dejan a los pequeños muy elegantes y bien vestidos. Hay modelos adecuados incluso para bebés que aún no pueden caminar.

Van desde los más bonitos hasta los más estructurados. Para saber cómo elegirlos, consulta nuestros consejos a continuación. Entonces, ¡consulta nuestro ranking con los 10 mejores zapatos de bebé!

Nuestro favorito número 1
Heless-Bailarinas para muñecas, Color Blanco, tamaño 38-45 cm, (648)
  • Las elegantes bailarinas blancas para muñecas con lazo hacen de cada atuendo de muñeca un absoluto punto de atracción
  • Los zapatos de muñeca son fáciles de poner y quitar gracias a la correa elástica y al lazo del talón, lo que proporciona a los niños una gran diversión al jugar
Nuestro favorito número 3
Nuestro favorito número 4
Botas de Bebés Unisexo Zapatos Primeros Pasos Invierno Soft Sole Botas Suaves de Nieve de Suela 0-18 Meses (6-12 Meses, Blanco)
450 Opiniones
Botas de Bebés Unisexo Zapatos Primeros Pasos Invierno Soft Sole Botas Suaves de Nieve de Suela 0-18 Meses (6-12 Meses, Blanco)
  • Hecho de algodón súper suave
  • Estos botines mantienen los pies pequeños calientes y protegidos
Nuestro favorito número 5
Heless-Zapatillas para muñeca, Color Rosa, Talla 30-34 cm, (4461)
  • Los elegantes zapatos de muñeca en color rosa con interior floral dan a cualquier atuendo de muñeca un aspecto fresco e informal
  • Las cómodas zapatillas de tobillo son fáciles de poner y quitar gracias a los cordones elásticos y al lazo del talón, lo que proporciona a los niños mucha diversión al jugar
Nuestro favorito número 6
RebajasNuestro favorito número 10

Cómo elegir el mejor zapato de bebé

La talla ideal, la estructura adecuada y el modelo son algunos de los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir los zapatos de bebé. Como hay muchos elementos que analizar, hemos separado los principales aspectos que deben evaluarse, para que puedas dar en el clavo a la hora de comprar.

Elegir la talla adecuada es fundamental para un correcto entrenamiento del pie

Dolor, molestias, uñas encarnadas, dedos superpuestos y desviación del talón y la rodilla. Estos son algunos de los problemas que puede causar en el bebé el uso de zapatos de talla inadecuada.

No hay forma de estandarizar al 100% el tamaño del pie del bebé. Así que considera que hay variaciones y analiza las necesidades específicas de tu bebé.

Para elegir el material ten en cuenta la edad del bebé

La estructura de un zapato implica el tipo de tejido del que está hecho y el tipo de suela. Ambos elementos son responsables de dar forma al zapatito del bebé. Como deben ser diferentes a cada edad, ¡asegúrate de analizar al elegir el producto para tus hijos!

0 a 6 meses: escoge los zapatos de tela suave y sin suela

Hasta los 6 meses los bebés aún no caminan, por lo que los zapatos solo se utilizan para proteger sus pies del frío o de los impactos. Para esta fase, los zapatos indicados son los de tela y con una estructura muy suave. Incluso porque, materiales más resistentes y duros pueden herir la delicada piel de los más pequeños.

Además, es mejor que los zapatos de bebé no tengan suela. A esta edad, los niños carecen de control muscular y se mueven mucho, por lo que es fundamental tener un calzado que les permita moverse libremente. Esto garantiza no solo la movilidad, sino también el desarrollo adecuado de los pies.

6 a 12 meses: Elige zapatos en tejidos con cuerpo

Alrededor de los 7 y 11 meses los bebés empiezan a sentarse, gatear e intentar dar sus primeros pasos. En otras palabras, sus pies empiezan a estar en contacto con el suelo. Para amortiguar el roce con el suelo, la elección más adecuada son las zapatillas con un poco de tela.

De este modo, el calzado protegerá las plantas de los pies incluso sin suelas. Y lo mejor: el bebé sigue teniendo libertad de movimiento. Sin embargo, cabe señalar que algunas marcas acaban creando modelos más estructurados en cuero, barniz y plástico. Deben evitarse o utilizarse solo en ocasiones especiales.

Después de 12 meses: Opta por zapatos pequeños con materiales resistentes y suelas antideslizantes.

Normalmente, es a partir de los 12 meses cuando los bebés empiezan a caminar. En esta etapa elige un calzado de materiales resistentes y estructurados que combinen la estabilidad al caminar con la flexibilidad. Un calzado con estas características disminuye el riesgo de desequilibrios y esguinces, sin dificultar el movimiento.

La suela, que antes no era obligatoria, es ahora un elemento básico e imprescindible para proteger los pies. Incluyendo, comprueba siempre si es antideslizante y lo suficientemente resistente para absorber los impactos. Más aún después de los 18 meses, cuando los niños corren y saltan aún más.

¿Calzado, Zapatillas o Alpargatas? Elige el modelo según la ocasión

Al comprar te encontrarás con una gama de modelos de zapatitos. Lo mejor es que todos tienen versiones para todas las edades. En general, esta elección depende del gusto de los padres. Sin embargo, es bueno saber que algunos modelos son más adecuados para ciertas ocasiones y eventos que otros.

Los zapatos tipo calcetín se recomiendan principalmente para los bebés de hasta 6 meses. Sin embargo, también pueden llevarlos los bebés mayores para quedarse en casa en los días más fríos. Hablando de frío, las zapatillas de deporte, los zapatitos con ribetes más altos, son perfectos para los paseos invernales.

Las zapatillas, las alpargatas y las all stars son modelos más elegantes y van bien en las salidas en todas las estaciones. Las versiones con aberturas deben priorizarse en verano, ya que permiten que el aire circule por los pies, evitando la sudoración excesiva. Por último, también están las zapatillas de deporte, que además de ser bonitas, son muy cómodas.

Decide entre cordones, velcro o ajuste

Los zapatos de bebé, a diferencia de las versiones para adultos, tienen modelos con diferentes tipos de cierre además del cordón. Algunos son más prácticos, mientras que otros se adaptan mejor al pie. A continuación, lo explicaremos mejor.

  • Cierre: Más habitual en los mocasines y alpargatas, este cierre es el más práctico. Solo tienes que «empujar» el pie dentro del zapato y listo, su estructura se ajusta perfectamente a los pies, sin necesidad de atarlos.
  • Velcro: Aquí también basta con «empujar» el piececito dentro del zapato, la única diferencia es la necesidad de ajustar la parte del velcro. Este cierre también fomenta la autonomía de los pequeños, ya que pueden ajustarlo ellos mismos.

Además de estas opciones de cierre, algunas marcas también ofrecen zapatos de bebé que se pueden cerrar con cremalleras o material elástico. Así que asegúrate de investigar este punto.

La plantilla anatómica proporciona mayor comodidad

Las plantillas anatómicas son aquellas con una textura suave y mullida, capaces de amortiguar las pisadas y absorber los impactos producidos al caminar, correr y jugar. Como el bebé está en formación, es muy importante que el zapato tenga esta característica, esto protegerá su estructura muscular y su columna vertebral.

Otra ventaja de esta plantilla es la mayor comodidad. Al ser suaves, modelan y se ajustan al diseño de los pies y también estabilizan la pisada. La comodidad es aún mayor cuando las plantillas tienen esa «pequeña curva» en la región central, que permite que el pie llene todo el zapato.