Las 10 mejores pilas normales y alcalinas (AA y AAA)

Tabla de contenidos

Las pilas tienen una gran utilidad en nuestra vida cotidiana, ya que están presentes en los relojes de pared, las linternas, los teléfonos inalámbricos, el mando a distancia y un sinfín de dispositivos. Las versiones desechables (que no se pueden recargar) son muy fáciles de encontrar y están siempre listas para su uso.

Marcas como Duracell y Sony están entre los fabricantes más populares de estas pilas. Y si no estás seguro de cuál elegir, ¡solo tienes que consultar los consejos que te damos a continuación, así como las sugerencias que aparecen en el ranking de las 10 mejores baterías del mercado que hemos preparado!

No se encontraron productos

Ventajas y desventajas de la batería convencional

Las pilas convencionales son las comunes y alcalinas, y tienen ventajas e inconvenientes respecto a las pilas recargables. En primer lugar, presentan un voltaje más alto que el de la pila recargable (1,5 V frente a 1,2 V), lo que marca la diferencia en usos más exigentes, como el flash de la cámara.

Otro punto favorable es el precio, generalmente más bajo que el de las pilas recargables, lo que permite a quienes tienen un presupuesto ajustado. También cabe destacar la facilidad para encontrarlo, ya que se vende en prácticamente todo tipo de tiendas, y siempre está disponible en grandes cantidades.

Por otro lado, la batería convencional puede acabar teniendo un coste elevado para quienes necesiten utilizar muchas de ellas con frecuencia, además de tener el potencial de contaminar el medio ambiente si no se desechan adecuadamente.

 

Cómo elegir la mejor pila normal y alcalina

Hay diferentes tipos de pilas, que pueden rendir más o menos, según los compuestos utilizados. También tienes que comprobar si el tamaño es compatible con el dispositivo. Para saber qué otros criterios hay que evaluar a la hora de comprar, consulta las explicaciones que se dan a continuación.

Elige según el tipo

Los tipos de pilas más encontrados en el mercado son las comunes, más económicas y que duran menos, y las alcalinas, de mayor duración y más caras. Conociendo un poco más sobre ellos, tendrás la posibilidad de elegir mejor la próxima vez que vayas de compras.

Batería común: más barata, pero tiene menos durabilidad

La pilas más barata se compone de materiales como zinc, grafito, dióxido de manganeso, carbón vegetal en polvo, cloruro de amonio y agua. Debido a sus características fisicoquímicas, tiene una vida útil más corta y es más adecuada para dispositivos que requieren descargas ligeras y continuas.

Radio portátil, mando a distancia y reloj de pared son algunos de los equipos en los que mejor funciona este tipo de pila. Pero no lo dejes mucho tiempo en ellos si no vas a utilizarlos continuamente, ya que la carcasa de zinc puede corroerse y tener fugas, dañando el aparato.

Pila alcalina: para una mayor duración

Al llevar hidróxido de sodio o hidróxido de potasio para sustituir el cloruro de amonio de la versión común, la pila alcalina puede almacenar una mayor cantidad de energía. Como resultado, tiene una vida útil más larga que la batería normal y está muy solicitada, aunque cuesta un poco más.

Está indicado para equipos que requieren una descarga de energía más rápida y para periodos de alimentación prolongados. Las cámaras digitales, los juguetes y los altavoces son algunos de los aparatos electrónicos en los que tiene un buen rendimiento, y puede conseguir una durabilidad de hasta 5 a 10 veces mayor.

Comprueba si el tamaño es el adecuado para tu dispositivo

Antes de comprar, ten en cuenta el tamaño de la batería del aparato. En la mayoría de los casos, los aparatos utilizan la pila grande, también conocida como AA,, técnicamente llamada AAA. También existe la posibilidad de que el producto utilice pilas AAAA, pilas C o pilas D.

Conviene recordar que los tamaños no son compatibles, es decir, no puedes utilizar una pila AA en un producto que requiere una pila AAA, por ejemplo, y viceversa. Para averiguarlo, basta con abrir el compartimento de la batería del aparato y comprobar este detalle o buscar el manual de instrucciones del aparato.

Escoge los kits con 4 o más pilas para ahorrar

Además de los packs con dos pilas, los fabricantes suelen poner a disposición kits con cuatro unidades o incluso más. Normalmente, los paquetes con más pilas tienen un descuento, por lo que es más ventajoso comprar 1 paquete con 4 pilas que 2 paquetes con 2 unidades cada uno, por ejemplo.

De esta forma, puedes ahorrar dinero y, al mismo tiempo, disponer de pilas de repuesto para activarlas cuando las que se están utilizando se agoten. Para los aparatos que consumen muchas pilas, esta es la mejor alternativa, ya que evita tener que comprar pilas nuevas con frecuencia.

Comprueba el periodo de uso recomendado

Las baterías pierden energía con el tiempo, lentamente, incluso fuera de uso. Por eso es esencial comprobar el período de uso recomendado al comprar, información que se encuentra en la propia pila o en el embalaje. Generalmente, el periodo descrito muestra el mes y el año de vencimiento.

Así evitarás coger un producto con mucha menos carga o casi sin energía si está cerca de la fecha de caducidad. Normalmente, las pilas de zinc (o comunes) tienen una vida útil de unos 2 años, mientras que las pilas alcalinas alcanzan los 10 años o más.