Las 10 mejores moldes para tarta

Tabla de contenidos

¿A quién no le gusta una buena tarta, verdad? Pero para que la tarta tenga un aspecto bonito y sabroso es fundamental elegir el molde adecuado. Por eso, hoy te mostraremos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar un molde para tartas.

Además, hemos preparado un ranking con los 10 mejores modes del mercado.

Nuestro favorito número 1
Nuestro favorito número 2
SD TOYS - Molde de Silicona para Bizcochos y Tartas Calientes o Fríos, con Logo de Batman, 1300 ml, 22 x 13,5 cm
  • es_Es
  • ???? MOLDE DE SILICONA CON LOGO DE BATMAN. Si eres fan de Batman, no te resistirás a tener en casa este molde para el horno con el logotipo del Caballero Oscuro en doble relieve. ¡Prepara deliciosos bizcochos personalizados con la Batseñal!
RebajasNuestro favorito número 3
RebajasNuestro favorito número 4
Nuestro favorito número 5
Nuestro favorito número 8
4smile Molde Rectangular Ajustable – Molde Profesional Rectangular Extra Alto – Molde de Acero Inoxidable Rectangular
2.456 Opiniones
4smile Molde Rectangular Ajustable – Molde Profesional Rectangular Extra Alto – Molde de Acero Inoxidable Rectangular
  • Preparar cortes celestiales: 8 cm de alto, multitalento para hornear, capas, decorar. Con el anillo de pastel ajustable extraalto, se pueden hacer pasteles de hojalata, pero también magníficos cortes de crema para ocasiones especiales.
  • Calidad moldeable: material de alta resistencia, fabricado en Alemania. Marco para tartas de larga duración, rectangular, de acero inoxidable, apto para alimentos y lavavajillas.
Nuestro favorito número 10
FORMEGOLOSE™, Molde desmontable 1 base, 26 cm, con recubrimiento antiadherente de dos capas, antigoteo, color negro
  • Molde de acero para repostería con doble capa antiadherente
  • Apto para uso en hornos tradicionales a una temperatura de hasta 230 ºC. No apto para microondas. Se recomienda usar con manoplas para horno

Cómo elegir el mejor molde de tarta

Un buena molde es esencial para conseguir una tarta uniforme, sin grietas y bonita. Por eso tienes que tener en cuenta varios puntos a la hora de elegir el molde ideal.

Decide el tamaño y la forma del molde según el número de porciones deseadas

Para decidir el tamaño ideal de tu molde, primero tienes que decidir si quieres un molde redondo o rectangular. Las fábricas de una tarta hecha en un molde redondo serán triangulares, como las de una pizza. En cambio, las de la bandeja rectangular también serán rectangulares.

Una vez que hayas decidido la forma del molde, piensa en cuántas rebanadas quieres servir. Las formas redondas con un diámetro de 20 a 24 cm pueden servir hasta 12 raciones, mientras que las rectangulares de 21 cm, hasta 9 piezas. Cuanto más grande sea el molde, más raciones se pueden servir. Sin embargo, los trozos de una tarta redonda pueden resultar demasiado grandes si el molde tiene más de 28 cm de diámetro.

Con los modelos rectangulares, es más fácil decidir el tamaño de cada rebanada. Piensa que las rebanadas cuadradas de 7 a 10 cm de lado suelen servir bien a una persona y echa cuentas sobre el tamaño ideal de la sartén según el número de personas que quieras servir.

Decide la profundidad ideal según la receta

La profundidad del molde debe decidirse en función de la receta que quieras hacer. Las tartas saladas, por ejemplo, quedan mejor en moldes de 7 a 12 cm de profundidad. Esto también es válido para las tartas dulces que llevan masa encima, como las tartas de manzana.

Mientras que para las tartas poco profundas o las que necesitan un poco de cobertura después de entrar en el horno, como las tartas de limón, las formas con 4 o 5 cm de profundidad son una mejor opción.

Escoge los bordes ondulados para los pasteles dulces

La textura del borde de tu forma puede marcar la diferencia en el aspecto final del pastel. Los bordes ondulados dan un aspecto más elegante a la receta, por lo que van muy bien con las tartas dulces. Sin embargo, ten en cuenta que puede ser un poco difícil desmoldar la tarta con este tipo de formas.

Los moldes con bordes planos quedan bien en tartas de cualquier tipo. Por lo tanto, son más versátiles. Si quieres una sartén que se pueda utilizar en cualquier receta, elige una con bordes lisos.

Considera el tipo de material al elegir

El tipo de material puede marcar la diferencia en el sabor, la textura y la belleza de tu pastel. Por lo tanto, es esencial elegir bien.

Acero o aluminio: para conseguir masas más doradas

Las sartenes de aluminio o acero suelen retener más calor, por lo que hornean la tarta más rápido y pueden dejar más doradas las masas. Si ese es tu objetivo, estas formas son ideales.

En algunos casos tienen revestimiento antiadherente, que facilita el desmoldeo. Sin embargo, con el uso este revestimiento puede empezar a aflojarse y hay que tener cuidado al lavar los moldes antiadherentes. Así que, aunque por un lado ayudan, por otro pueden no ser muy prácticos.

Silicona: ideal para pasteles fríos o que no van al horno

La principal ventaja de la silicona es que puede llevarse al horno, al congelador e incluso al microondas sin dañarse. Además, también facilita el proceso de desmoldeo sin romper la masa, ya que es bastante flexible.

Una de las pocas desventajas de este material es que, por lo general, no se puede llevar a fuego muy alto. Así que comprueba siempre hasta qué temperatura es capaz de soportar el material.

Las cacerolas con fondo extraíble son prácticas a la hora de desmoldar

Las tartas con fondo desmontable son ideales para desmoldarlas más fácilmente. Algunos modelos tienen un fondo completamente suelto que se puede quitar en cualquier momento. En otros hay una especie de cerradura que deja el fondo aún más sujeto.

El inconveniente de estos moldes es que en ellos, la masa líquida puede acabar goteando. Si quieres una forma que te permita también hacer pasteles, lo ideal es optar por una que tenga cerraduras, pero debes saber que seguirá habiendo riesgo de fugas.

Opta por los Kits Multi-Pan para tener más opciones

Elegir un kit con múltiples formas puede ser una buena manera de tener varias opciones. Puedes optar por kits con la misma forma y tamaños variados o kits con tamaños aproximados y formas variadas.

La primera opción es buena para quienes viven solos sin embargo suelen recibir a varios amigos y familiares. Mientras que la segunda, puede ser más viable para quienes viven con dos o más personas, ya que las formas suelen ser mayores.

Comprueba la temperatura del horno que soporta la olla

Es esencial que compruebes la temperatura del horno que soporta la olla antes de elegir. Algunas recetas deben cocinarse a temperaturas de horno muy altas y sin la sartén ideal materiales tóxicos pueden desprenderse de ella o la sartén puede quedar inutilizada.

Una sartén de silicona, por ejemplo, que se introduce en el horno a una temperatura superior a la que puede soportar, puede derretirse. Mientras que uno con revestimiento antiadherente puede acabar pelándose.